Como crear una novela: Primeros pasos, Introducción.

Bienvenidx a la sección Como crear una novela. En los capítulos de ésta, diseccionaremos el proceso creativo de nuestra historia-to-be.


Sois muchxs las que me habéis escrito pidiéndome consejos y tips de cómo escribir. Para eso, empezaremos des del principio: los primeros pasos.

A través de los capítulos hablaremos, también, de todos los aspectos que os preocupan (Los personajes y su desarrollo, La historia y su desarrollo, La trama: intro, nudo y desenlace...etc).


Empezamos, pues, por el trabajo previo a escribir la novela. La pre-producción.

Cuando me preguntáis cosas como "¿Como has podido crear todo esto sola? ¿Cómo lo has hecho? ¿De donde sacas las ideas? ¿Cómo haces que todo encaje?" o me decís otras como: "Escribes increíble. Me encanta la historia. Tienes un don", me encantaría decir que es algo que llevo innato.

Pero no.


Todo esto se aprende, se pone en práctica y se entrena. ¿Quieres escribir una buena novela o un buen relato corto? Sigue estos pasos que a mi me funcionan y ponte a ello.


Te hago, a continuación un pequeño resumen de los temas de los que vamos a hablar:



GÉNERO


Comienza por preguntarte el género. ¿Acción, Aventura, Fantasía, Ficción, Romance...? ¿Qué vas a escribir?


Es importante establecer un género aunque en nuestra novela vayamos a usar matices de otros. Puedo escribir un romance lleno de acción y aventuras, por supuesto. Pero en lo que me voy a enfocar, es en el romance en sí. Lo mismo puedo hacer con una novela de acción; en ésta puedo añadirle un pequeño romance.


Puntualizo, que soy firme creyente de que en la vida necesitamos colores, dimensiones y texturas.

Me explico:

escribir una historia en la que el 100% del tiempo, los personajes están diciéndose palabras de amor y besándose: va a aburrir.

Escribir una en la que se la pasen peleando con espadas láser, también va a aburrirnos.


Toda historia necesita matices.

Los lectores eligen tu libro con la expectativa de que les traslades a un mundo des del que pueden soñar y sentir sentados en su cama. Ahora sí: ese mundo, debe seguir unos patrones parecidos a los nuestros.


Queremos, al leer, vivir una montaña rusa de emociones sin ser nosotras la primera persona recibiéndolas.

No me vendas un libro donde el amor es perfecto, cuando yo sé que eso no es verdad.

Y si lo haces, puede que mas de la mitad de tus lectores, cierren el libro y lo dejen en la estantería abandonado.


Admítelo; el romance trae otros subgéneros cogidos de la mano (drama, por ejemplo) Añade matiz, textura y color.



CONTEXTO


Ahora que sabes el género, dale un contexto histórico.

¿En qué época ambientas la novela? ¿Es medieval, contemporánea? ¿Dónde la ambiento? País, ciudad...


Usemos como ejemplo mi novela LUCHAR POR MI.

Ésta es una novela histórica ambientada en 1815 en Inglaterra.


Lo primero que debo hacer para ponerme a escribir, es investigar. Necesitas saber qué está pasando en ese siglo y ese año en Inglaterra. Quién es el Rey, cual es la religión, como se establece la sociedad, cuales son las reglas de conducta...


Puede, que la información que te pido que recopiles, no la vayas a usar explícitamente en la novela (puede que no la menciones). Es decir, en LUCHAR POR MI, no aparecer el rey Jorge III, ni se menciona - creo -, o tampoco hago mención a ninguna religión, pero es de vital importancia que yo como escritora sepa cómo era la sociedad en aquella época ya que es lo que va a condicionar el tono de mi novela y el desarrollo de mis personajes.


No puedo estar en el 1815 y usar según qué expresiones, según que prendas de ropa (imaginaros que llego a poneros a Brook en tejanos), ni según qué comportamientos. Tampoco puedo estar en ese año hablando del despertar feminista o de la guerra de Vietnam, porque no ha pasado aún.


Un ejemplo claro, es que las mujeres de alta sociedad siempre salían a la calle con sombrero ya que tener pecas en el rostro era un trazo de la gente pobre. Entonces, no dejes a tu chica rica de Londres pasear sin sombrero.


Sí, queridxs, hay que ser quisquilloso con los detalles. Debes saberlos todos antes de empezar.


Si no eres creíble, no te creerán.

Puede ser, como decía, que no vayas a mencionar al Rey Jorge III o que la ciudad en la que ocurren los hechos no sea relevante.

Entonces ¿es necesario que tomes esa decisión?


LO ES.

Aunque no le cuentes al lector en qué ciudad o país transcurre tu novela, tú debes tener una idea clara y concisa de todos los detalles de la historia que vas a inventar.


Eso te va ayudar a no sufrir bloqueos o faltas de inspiración.

El modo correcto de crear un contexto es creando un mapa o imagen al que puedas acudir. Te cuento más sobre esto en el capítulo CONTEXTO.



LA HISTORIA


Cuando ya tienes los detalles del contexto histórico, puedes adaptar la idea de historia que tienes en la cabeza a éstos.


Toda historia necesita una introducción un nudo y un desenlace; lo que llamamos el argumento.

Empieza introduciendo el entorno, los personajes y la situación, sigue ahora introduciendo un conflicto y busca luego el modo de solucionarlo para darle cierre a tu historia.


Por ejemplo en LUCHAR POR MI (ALERTA PEQUEÑO SPOILER):


Des del principio tengo claro que quiero explicar la historia de dos personas que se enamoran. El modo en el que se enamoran va a ser a través de un engaño. INTRO: Kenneth no le dice a Brook su verdadero nombre, pero eso no va a evitar que sigan viéndose y construyendo un vínculo.

NUDO: Va a haber un momento en el que Brook se entere de quién es Kenneth.

DESENLACE: Brook decide si quiere perdonarle o no y cuales son sus condiciones si lo hace. Eso deja a los personajes juntos o separados. Pero, eso sí, pone fin al conflicto.


Este sencillo ejemplo es el primer paso para crear una novela. Yo recomiendo practicar escribiendo pequeñas historias de una pagina en la que propongas una introducción, un nudo y un desenlace y te obligues a ti mismx a proponer y resolver problemas de un modo efectivo.


Hablaremos más de la complejidad de la historia y de cómo montar una historia dentro de otra historia, en su capítulo correspondiente.


PERSONAJES


Aunque este apartado se explicará mejor en su capítulo correspondiente, aquí os dejo una pequeña introducción para que podáis empezar a trabajar en ellos.


Para que el personaje tenga un desarrollo dentro de ls historia, también hay que contextualizarlo.

Las premisas básicas que uso para eso, son estas:

¿Dónde está?

¿De dónde viene? ¿A donde va?

¿Como está?

¿Qué quiere?

¿Por qué lo quiere?


BOOM. Ya esta.

Usa esta premisa a modo general y capítulo tras capítulo.


Capítulo uno de la historia:

1. Brook está en en una calesa con su madre adoptiva Gillian Dwight.

2. Brook viene de casa de sus padres adoptivos, los Dwight, en Londres.

3. Brook va hacia Glassmooth, la casa de verano de la familia Benowrth, localizada en Surrey, Inglaterra.

4. Está nerviosa pero feliz por cambiar de aires.

5. Quiere hacer feliz a Gillian demostrando que tiene dotes para estar en sociedad y que no es una niña triste y sola como ella cree.

6. Quiere demostrarle eso porque sabe que la hará feliz. Y después de tanta tristeza en sus vidas, lo que más quiere en el mundo es hacer a la señora Dwight feliz. ¿Por qué es tan importante contestar esas preguntas? Porqué le dan sentido a la historia y el lector necesita que la historia tenga sentido al 100% para poder creérsela. Por ejemplo:

Tenemos a un personaje que entra en casa y de la nada crea una discusión con su esposa.

Si no me hago las preguntas adecuadas, yo, el lector y hasta el propio personaje podemos estar pensando: WTF. ¿De donde ha salido ese arrebato si éste personaje siempre es feliz?


Hagamos el contexto de personaje con las preguntas y obtendremos los siguiente:

Tenemos a un personaje que hoy se siente cansado. El motivo por el que se siente cansado hoy, es por algo que ha hecho con anterioridad este mismo día.

Digamos que se ha pasado el día de pie lavando coches. Ese sería el motivo por el que está cansado.

Estar cansada puede llevarte a, por ejemplo, sentirte irritada. Y sentirte irritada puede que haga que tengas una disputa con alguien que está en casa esperándote.


Ahí tienes un contexto para el personaje, una acción y una repercusión. (Y si lo estás pensando en este momento, te lo corroboro: Sí, así mismo funcionamos también los seres humanos.)


PROFUNDIDAD

¿Lo entiendes? Bien. (No te preocupes, te cuento más en siguientes entregas)

La autora necesita tener muy claro el contexto para poder decidir de dónde viene y a dónde va su historia y sus personajes.

En otras palabras: sin contexto, puede no haber una historia profunda. Y sin contexto, puede que la lectora no entienda absolutamente nada de lo que le estamos contando o que decida no comprarte la idea.



EL TIEMPO Y LA VOZ

Elige el tipo de narrador y el tiempo en el que narra. Mis narradores (o vices) favoritas son:

1. Protagonista (primera persona):

Como bien dice el título, estamos leyendo la historia contada por la protagonista. Ella está en el centro de la acción y su punto de vista siempre será subjetivo y con opinión.


Este estilo de narrador nos ayuda a conocer muy bien al personaje, sabemos lo que piensa, cómo se siente y cómo es como persona. Entendemos, desde la primera página cómo funciona su mente.


"Cuando llegué al salón y vi a Sheena, mi sonrisa se ensanchó aun más. No sentí odio, no sentí rencor. No me importaba que estuviera allí. Ya no. Y no porqué John me hubiese elegido, sino porqué yo me había elegido a mí y no a él.

Sentí un poder entrañable. Sentí que podía lograr cualquier cosa que me propusiera y lo más importante, sentí que no debía demostrarle nada a nadie." - Por eso me fui.



2. Omnisciente (tercera persona): Yo le llamo Dios. Conoce, domina e interpreta todo lo que pasa. Conoce los sentimientos e ideas de los personajes y formula juicios o deducciones. Sin embargo, puede ser más objetivo que el personaje hablando en primera persona. Con lo que el lector puede hacerse una idea más general de lo que está sucediendo o va a suceder.


"Sally Benworth lucía el mismo pelo negro y brillante que su madre. Para su sorpresa, era tan liso como el de Brook. Más incluso.


Sus ojos eran oscuros, y sus rasgos cincelados. Su piel era muy blanca y sus labios se veían rojo carmín, al natural. Y aunque todavía no poseía unos rasgos maduros, sino que más bien lucía aniñada e inocente, eso no le jugaba en contra, pensó Brook."

Y el tiempo: presente, pasado, futuro continuado. O Saltos temporales, o historias paralelas.


De todo ello y más hablaré en este nuevo blog.

Comenzaremos con la pre-producción, seguiremos con la producción (proceso creativo. Escribir y no bloquearse), y terminaremos con la post-producción (el título, la sinopsis, la portada...).




¿Echas de menos algo? Cuéntamelo en los comentarios y lo incluiré en los capítulos.


Prepara un documento en blanco; es tu momento para comenzar a escribir.

55 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

LA HERMANDAD - Nueva portada

Esta preciosidad es la nueva portada de LA HERMANDAD DEL HOMBRE MUERTO. La Ilustradora Marta García (@ilustradoraofficial en Instagram), me ha regalado esta preciosa portada. La podéis adquirir con la